Y es que ese es el dilema, el dilema ahora mismo que tienen los jefecillos de Occidente es que pueden esperar a que ocurra esto que estás diciendo? Esperar que alguien les salve de tener que tomar la decisión tan complicada, tan difícil de decirle a la ciudadanía que se han equivocado. que nos hemos metido en una jarana que no hacía falta, que este es un tema que se podía haber resuelto muchísimo más rápido que los norteamericanos y los rusos nos han tomado el pelo y nos hemos metido en un en un carajal de cuidado.

Pero evidentemente nadie tiene ganas de hacer esto y están esperando a ese Deus es máquina que les solucione el problema, no tomar la decisión difícil. La otra alternativa, pues, es perder la cara,  saber que pierde las próximas elecciones. es tantas cosas. Probablemente la vida de medio, la vía cobarde, la que suele trabajar este mundo progre, este mundo de relató este mundo de Twitt en el que vivimos, pues será encontrar algún chivo expiatorio que carguen con el muerto. Un chivo expiatorio, podría ser como tú estás diciendo, pues que hay un cambio de cromos en la Casa  Blanca y que bueno que hay que moverse, no, pero el problema es que no nos podemos esperar tanto no nos podemos esperar unos meses, no nos podemos esperar a noviembre, y es que o aceptamos la realidad de lo que han liado los europeos, no entendiendo que es lo que estaba ocurriendo con la invasión de Ucrania, y salimos así del relato o vamos a suicidarnos todavía a más velocidad de lo que nos estábamos suicidando

El juego de los EEUU y RUSIA

Visualizaciones

El juego de los EEUU y RUSIA

Apoya a Demos